Nuestro horario:
De Lunes a Viernes de 9h a 13h y de 15h a 20h - Sábados de 10h a 13h.
Ortopedia Baix Penedès
C. Sant Magi 9
43700 El Vendrell
Clínica del peu
C. Vilamar 50 1R 1A
43820 Calafell

Podología pediátrica

El diagnóstico precoz de una alteración biomecánica es muy importante ya que determina su posterior evolución como ya hemos comentado.

Los pies deben ser observados en el momento de nacer para, de ser preciso, actuar de forma inmediata sobre ellos.

Hay que dejar que el niño gatee llevando solo calcetines adecuados a la estación. Se le calzará cuando inicie los primeros pasos con el calzado que reuna las caracterísitcas ya descritas. Hay que pensar que los pies al igual que los árboles, cuanto antes actuemos sobre ellos más fácil es enderezarlos.

Una alteración biomecánica debe tratarse de forma inmedita, si se deja, los huesos, ligamentos, músculos, tendones, y el resto de partes blandas se adaptarán a esa forma y, cuanto más tiempo pase, más tiempo deberá transcurrir para devolverle al pies su estabilidad, equilibrio y readaptación.

Insistimos en que las alteraciones de los pies no hay que valorarlas sólo en la relación a la forma de la huella, sino también por todo aquello que está por encima de ella (pies, tobillos, piernas).

Nada más lejos de la realidad que hacer un diagnóstico diciendo que tiene los pies planos, más adelante veremos el por qué. En los pies se presentan otras alteraciones biomecánicas subsidiarias de tratamiento con soportes (plantillas). Para cada caso existe un tipo de corrección. Podemos comparar los soportes, si están bien hechos, con las gafas, cada paciente precisa una graduación determinada. Lo mismo ocurre en los pies.

La misión del soporte es equilibrar del pie para obtener un desarrollo armónico de todas sus estructuras, con ello no sólo se incide sobre el pie, pues si estos están equilibrados sus efectos repercutirán en rodillas, caderas y columna. En caso inverso, si los pies, cimientos de nuestro cuerpo, no asientan bien, sin lugar a dudas se resentirán todas las estructuras del aparatos locomotor. El geno valgo puede tratarse con soportes y ejercicios sin necesidad de férulas. La obesidad aumenta y provoca el geno valgo y las alteraciones biomecánicas en los pies. Los trastornos de la estàtica del pie son el origne de más del 30% de los desequilibros vertebrales en niños y jóvenes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *