Nuestro horario:
De Lunes a Viernes de 9h a 13h y de 15h a 20h - Sábados de 10h a 13h.
Ortopedia Baix Penedès
C. Sant Magi 9
43700 El Vendrell
Clínica del peu
C. Vilamar 50 1R 1A
43820 Calafell

Evaluación, diagnóstico y tratamiento de los problemas de los pie

Para hacer una buena exploración y llegar un diagnóstico correcto que sirva para aplicar un tratamiento adecuado, el podólogo se vale de:

  • Historia clínica, donde se reflejan todas las alteraciones o enfermedades que puedan repercutir en los pies, así como las propias de estos
  • Exámen de pies y extremidades que servirá para establecer el diagnóstico y orientar el tratamiento.
  • RX (radiografias) permiten localizar, si las hay, deformaciones de los huesos lo que nos permite establecer una relación directa entre estas y las alteraciones biomecánicas previamente observadas.
  • Estudio computerizado del pie es un complemento más en el diagnóstico
  • En caso de micosis e infecciones la recoida de muestras para su posterior análisis permite determinar de forma exacta el tipo de hongo o germen que lo provoca indicando así un tramiento específico para cada caso
  • Las valoraciones vasculares (de la circulación) son esenciales en caso de intervención quirúrgica, así como las pruebas analíticas precisas.

fuente imagen:www.ortosur.es

El podólogo dispone de laboratorio para la elaboración de soportes plantares (plantillas) y otros tipos de tratamiento ortopodológico, específicos para cada caso. Los soportes deben realizarse previo estudio de los resultados obtenidos en la evaluación podológica ya comentada.

 fuente imagen: www.cefoa.es

La confección de ortosis digitales de silicona nos permite actuar sobre puntos dolorosos concretos ya sea corrigiendo la posición de los dedos, en caso de deformación de los mismos o simplemente protegiéndolos del roce continuo con el calzado.

El podólogo que realiza cirugía podológica utiliza en todos los casos anestesia local como una extracción dental lo que permite al paciente salir por su propio pie del quirófano sin ser precisa su hospitalización evitándose los riesgos de otros tipos de anestesia así como la permanencia en clínicas u hospitales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *